Aprendizaje sin detalles

¿Cuáles son las condiciones óptimas para el aprendizaje? El coaching ontológico identifica una lista de enemigos del aprendizaje en la que me llama la atención uno de ellos: El querer tenerlo todo claro hasta el más mínimo detalle y en todo momento. Esta limitación es en realidad una adicción a tener siempre una respuesta a mano, un miedo a la incertidumbre, a esos momentos en los que no nos sale nada, no se nos ocurre la idea feliz o no comprendemos el “cómo se hace esto”. Miedo a perder el control de las cosas (o la ilusión del control).

Demasiados detalles pueden paralizar nuestro aprendizaje

¿Cómo vencer a este enemigo del aprendizaje? ¿Cómo olvidarnos de los detalles y avanzar?¿Cómo cambiar este hábito de la espera a tenerlo todo atado?

La solución está en la acción. El enfoque que propone Prince Pritchett en su estrategia sobre saltos cuánticos puede desbloquear situaciones en las que nos perdemos en los detalles y no avanzamos:

Realiza tu movimiento antes de estar preparado:

  1. Comienza inmediatamente.
  2. Hazlo de forma impetuosa.
  3. Sin excepciones.

Puede que no seas consciente de ello, pero aunque parezca que te faltan detalles, tu subconsciente maneja todo tipo de datos y tiene ya un plan preparado esperando a ser puesto en acción.

“La cuestión del cuándo casi siempre se presenta, y la respuesta siempre va a ser la misma – Hazlo ahora!”

¿Alguna vez has sentido que necesitas más detalles antes de pasar a la acción y aprender? Deja tu comentario y tus impresiones sobre el tema. 

Esta entrada fue publicada en Desarrollo personal con las etiquetas . Bookmark the permalink.

Una respuesta a Aprendizaje sin detalles

  1. Julio says:

    Hola Raúl.
    Siempre. Mi apetito por los elementos que han de acompañarme para pasar a la acción es insaciable. Es una forma de proceder que me acompaña desde siempre. En algunos momentos de mi vida casi me lleva a la obsesión.Tengo claro que he de mejorar.
    Me gusta tu blog.