Cómo reconocer los comportamientos con los que te autolimitas y neutralizarlos

¿Qué es lo que te impide dar comienzo a ese proyecto que tanto te gustaría emprender, eso que tanto te gustaría hacer?

A veces tu intuición te enviará señales para que dejes cocinar un poco más esa idea que te ronda la cabeza, para luego más adelante animarte a que des el gran paso.

Otras veces sin embargo puede que aquello que te frena en tu vida sea en realidad un bloqueo, un miedo o un límite que te estás poniendo en tu camino.

¿Has contestado ya a la pregunta del comienzo del artículo? Quizás tu respuesta se relacione con alguno de los siguientes comportamientos que pueden autolimitarte:

Culpar a tu entorno
Culpar a los demás (familiares, amigos, compañeros, jefes) o bien a tu empresa o al lugar donde vives, por ejemplo,  puede ser un alivio temporal a tu frustración, pero difícilmente conseguirás desbloquear la situación, o al menos tener alguna opción que elegir.

Para cambiar tu entorno partiendo de tu iniciativa prueba a preguntarte qué es lo que puedes hacer tú, genera con las respuestas a esa pregunta al menos 3 opciones, evalúa y elije la mejor de las opciones y ponla en acción.

Decir que no tienes tiempo disponible
La cantidad de tiempo de que dispones es finita y no la puedes extender. Cierto. Lo que sí que controlas son las actividades que elijes para realizar en cada momento. ¿Vas a elegir hacer lo que quieres hacer o vas a seguir diciendo que no tienes tiempo?

Decir que no tienes dinero suficiente
Kyle MacDonald consiguió una casa a través de una serie de intercambios en Internet que inició con un clip. ¿Qué vas a dar tú a cambio de eso que quieres o del dinero que vale?

Decir que ya no tienes la edad apropiada
En el subconsciente colectivo existen las creencias que asocian el éxito a la juventud, o lo asocian a un duro esfuerzo durante años. Si te dices que ya eres demasiado mayor para comenzar te quitas de nuevo poder de elección. Si realmente es lo que más deseas hacer, ¿Qué pierdes por probar?.

Temer al qué dirán
El poder de las opiniones de los demás, la influencia que ejerce la aprobación social puede suponer un límite para tu toma de decisiones. ¿A quién estás contentando dejando de hacer lo que tanto deseas?

Temer al fracaso
La perseverancia será tu don natural si reconoces que lo que algunos llaman fracasos son en realidad sesiones intensivas de aprendizaje sobre la vida. Los talentos más exitosos de la historia cuentan con cantidades extraordinarias de perseverancia.
“He fallado más de 9000 tiros en mi carrera. He perdido casi 300 partidos. En 26 ocasiones, me han encomendado el tiro final para ganar y lo he fallado. He fallado una y otra y otra vez en mi vida. Es por eso por lo que triunfé.” (Michael Jordan)

A veces ese saboteador que llevamos dentro nos pone la vida cuesta arriba, pero si le empezamos a conocer mejor, sabremos como ponerle de nuestro lado. Espero que en este artículo encuentres pistas para hacerlo.

Esta entrada fue publicada en Coaching con las etiquetas , , , , . Bookmark the permalink.

Los comentarios estn cerrados.