Trabaja mientras duermes

descansa y trabajaPodemos tener la impresión de que nuestra mente echa el cierre cuando dormimos para abrir de nuevo sus puertas cuando volvemos a despertar, pero es quizás en ese momento de “descanso” cuando mejor podemos aprovechar todo su potencial.

“¡Cuánto he trabajado hoy! Necesito descansar…”, puedes pensar que tu mente puede estar rogándote. Sin embargo, en el plano subconsciente tu mente más bien te estaría diciendo “Déjalo ya. Ahora sigo yo sola.”

Comparto en este artículo tres tácticas que pueden ayudarte a aprovechar el lado no consciente de tu mente, tu mente infinita, tu sabiduría innata, o como tú quieras referirte a ese recurso tan valioso.

Conoce su existencia

Una de las preguntas que me hice a mí mismo hace tiempo fue: ¿Cómo puedo aprovechar y dirigir el potencial de mi mente subconsciente? La respuesta me vino pocos instantes después: “Basta con que sepas que existe”. El primer paso, y quizás el único que bastaría dar para poder utilizar conscientemente los recursos de tu subconsciente consiste en precisamente saber que dispones de ese potencial. Para algunas personas esto no será ningún salto en su nivel de conciencia, pero para otras puede suponer un cambio de creencias. Para facilitar este cambio, considera que tu mente trabaja las 24 horas del día, se encarga de mantener todas tus constantes vitales equilibradas y lo que es más importante, lo hace siempre en tu beneficio, como el mejor sirviente en que puedas confiar. Esta inteligencia está a tu disposición siempre. Únicamente tienes que conocer qué canales utilizar para comunicarte con ella.

Acumula conocimiento por la noche, sé creativo por la mañana.

Sabiendo ahora que esa inteligencia está 24×7 disponible, adapta tus hábitos para sacarle el mejor rendimiento. Aprovecha las horas de relajación y asegúrate de que tu mente tiene claro el objetivo, el problema a resolver, el trabajo a ordenar, la obra que crear.

  • Antes de dejar el trabajo para el día siguiente, al menos asegúrate de acumular conocimiento antes de echarte a dormir. Elige las últimas horas del día para informar a tu mente sobre lo que quieres que te resuelva.
  • Al despertar, en esos minutos entre sueño y vigilia, mantén tu concentración en las primeras ideas que te vengan a la mente y asegúrate de no olvidarlas: Anótalas! Para ello, ten a mano algo para escribir cerca del dormitorio.
  • Elige en la medida de lo posible realizar las tareas que requieran más creatividad durante las primeras horas de la mañana.

Materializa las ideas de tu subconsciente

Como buen sirviente que es, tu mente subconsciente te dará respuestas a todo aquello que le preguntes y acompañes de conocimiento preciso, pero será únicamente cuando evoluciones esa respuesta y la transformes en un plan de acción cuando podrás disfrutar de todo su valor. Lo que es más interesante aún es que cada vez que materialices más ideas de este modo, reforzarás tu creencia en este potencial y crearás un hábito poderoso.

Por cierto, la idea de escribir este artículo se me ocurrió al despertarme hace un par de días y anoté un borrador nada más levantarme. ;)

“Todo el mundo que se ha dado una ducha ha tenido una idea. Pero es la persona que sale de la ducha, se seca y hace algo al respecto, la que marca la diferencia.” Nolan Bushnell, Fundador de Atari.

******************

¿Quieres recibir los artículos de Sabiduría Consciente en tu e-mail en el día de su publicación? Subscríbete en la sección “artículos en tu email” de Sabiduría Consciente

Esta entrada fue publicada en Entrenamiento mental, Productividad personal con las etiquetas , , , , . Bookmark the permalink.

6 Respuestas a Trabaja mientras duermes

  1. Buenos días, Raúl y amig@s de Sabiduría consciente.

    Muchas gracias por compartir estas técnicas que intuyo que han de ser especialmente prácticas y productivas. Las pondré en práctica y pensaré en ti.

    Un abrazo y una sonrisa.

  2. Dolors says:

    Estoy totalmente de acuerdo con esta publicación, yo g¡hace muchos años que me di cuenta de que era capaz de resolver problemas mientras dormia y lo “utilizo” habitualmente.
    Una saludo

  3. MAITE says:

    Hola Raul,
    Fantástica información ¡¡.
    Que interesante avanzar aunque sea paso a paso hacia una mejor y mayor utilización de nuestro potencial en el cerebro. Comparto totalmente que dedicar un poquito de entrenamiento diario a un hábito como este, puede aportar resultados extraordinarios.
    Un abrazo,
    Maite

  4. Elena says:

    Buenos días, Raúl.
    Me gustó mucho tu artículo, y a la vez me causó gracia. Vivo desde hace dos años ante continuas situaciones adversas, pero estoy aprendiendo y creciendo a velocidades de vértico…al menos así lo siento. Pero a lo que voy, que ante tanta adversidad, un buen día decidí (cuando ya estaba en la cama) decirme …”mañana voy a saber salir de esta situación”…y me despertaba con la idea, de como salir…y así poco a poco, me fui dando cuenta, que contaba con un socio que no le estaba dando trabajo. ;). Es genial, además de saber que no estás sola, desarrollas la resiliencia.
    Muchas gracias, por compartir y enhorabuena por tus artículos.

    Feliz día !!

    • Raúl says:

      Gracias por tus comentarios Elena y enhorabuena a ti y a tu socio! Si sabéis cómo comunicaros y entenderos habéis logrado dar un salto cualitativo de conciencia importante.

      Un abrazo!

      Raúl.